Selección nacional

MERCANCÍA DEFECTUOSA

noviembre 13th, 2015 Posted by Sin categoría 1 comment

Doce años. Seleccionado con la selección de C.Real para el Campeonato de Castilla la Mancha. Campeones y jugador destacado. Inmediatamente me firma el Atlético de Madrid que viene a mi pueblo, de propio para llevarme.

Ahí empezó todo…

Cuando me quedan escasos cuatro meses para cumplir 34 años me doy cuenta de todo lo que he vivido. Escarbo en mi memoria y tengo que hacer verdaderos esfuerzos para recordar algunas vivencias.

Hijo de carniceros. Gente humilde y trabajadora. Estudiante destacado en el colegio de mi pueblo.

Me marcho a Madrid a un Colegio Privado y a vivir en una residencia. Estudiar por las mañanas, entrenar por las tardes. Mi primer año es durísimo. Suspendo 2 asignaturas lo que significa un drama tremendo para mi; llego a hacer las maletas pedir a mi madre por teléfono que venga a por mi. Con el apoyo de mis profesores y tutores tanto en el colegio como en el club sigo, y al final me acabo adaptando.

Selección Madrileña, Selección Española, más mi club, más mis estudios. Y yo con 14-15 años puedo con eso y más que me echen.

Consigo el Campeonato del Mundo en el Mundialito paralelo (no oficial) de Francia’98. Empiezo a entrenar con la selección de un año mayor que yo. Todo va sobre ruedas.

Aparecen los representantes, intermediarios, agentes… (como se quieran llamar). Promesas, expectativas exacerbadas… Ahora me doy cuenta de los engaños y las mentiras. ¡Qué fácil es manipular a un niño de 15-16 años y a unos padres que apenas han salido del pueblo!

Campeonato de Europa sub-16 en la República Checa. Campeones!! Aunque sufro una gastroenteritis brutal durante el campeonato consigo salir unos minutos en la final y marcar gol.

Disputa del Mundial sub-17 donde caemos en la fase de grupos cuando las expectativas eran altas, conseguimos hacer medalla de bronce en el Europeo sub-18.

Para un chaval que con 12 años ya tenía los dedos llenos de cicatrices de aprender el oficio de carnicero, no está nada mal.

Mientras tanto en esos años que cuento de selección nacional, en la selección madrileña sub-17 soy campeón de España en Tenerife (y máximo goleador del torneo). En mi club me ascienden 3 categorías respecto a mi edad, de vez en cuando, entreno con el 1º equipo del Atlético.

¿Y mis estudios? Mis estudios sobre ruedas. Mis libros me acompañan en viajes, en horas interminables de avión y hoteles en diferentes partes del mundo.

Consigo superar Selectividad con nota y empiezo la Universidad.

Empiezo una carrera que no me gusta. No he tenido claro lo que quería estudiar hasta los 20 años. Mi cabeza estaba en llegar a lo más alto deportivamente. La gente que supuestamente estaba a mi cargo en Madrid no me hacían ver la realidad ni me guiaban para que yo encontrase una vocación. El que yo estudiase una carrera podía suponer que mi atención al fútbol no fuera la que interesaba en esos momentos y ‘el negocio’ corría el riesgo de irse al traste.

Salgo de la burbuja. Salgo del Atlético de Madrid y firmo por el C.D. Numancia de Soria en la 2A. Me voy a vivir a Soria y lo paso bastante mal. No termino de adaptarme ni a la ciudad ni al Club. Me siento sólo, con 19 años, viviendo sólo. Pasa el tiempo y veo que mi carrera se estanca totalmente.

 

Atco.Madrid.Canterano

 

 

Empiezo mi 2ª temporada en Soria y empiezo a estudiar lo que me gusta. Entro en la Facultad de Fisioterapia en Soria y lo llevo todo muy bien. Pero en Enero (en el mercado invernal) me voy cedido al Mallorca B ya que en Soria no tenía minutos y mi progresión sigue estancada. Llego a Palma y no puedo matricularme en la Facultad de Fisioterapia para seguir con mis estudios por diversos problemas entre ellos el idioma…

A la temporada siguiente rescindo mi contrato con el Numancia y esa persona que prometió el oro y el moro a mis padres y a mi me pide 9.000€ por comisiones. Es pagárselos y desaparecer completamente. A mi madre le dicen: “señora su hijo ya ha llegado donde iba”. Con 21 ó 22 años yo ya no valía para nada. No era rentable. Fui una mercancía defectuosa.

Acaba esa temporada y le dije a mi madre que lo quería dejar. Que quería acabar la carrera y dejar el fútbol. En esos días me llama el Albacete Balompié y me ofrece volver a jugar en el filial de 3ª división y me promete que si doy rendimiento acabaría debutando en Primera con el primer equipo. Así fue. De esta manera me reengancho al fútbol profesional y vuelvo a meterme en la rueda. ¿Mis estudios?, aparcados. Y sin representante, agente, intermediario…, escamado ya como se puede imaginar cualquiera.

Disfruto de años buenos en 2B en equipos y clubes buenos y serios (F.C. Cartagena, S.D. Ponferradina, U.B. Conquense…). Entretanto vivo una de las peores experiencias de mi vida por un tema familiar bastante trájico que no voy a comentar aquí.

Hasta que llego a un club donde me rompo el ligamento cruzado de mi rodilla derecha en un entrenamiento.

‘No tiene nada’. ‘No entrena porque no quiere’.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

Cosas como esta tuve que aguantar escuchar mientras mi rodilla se me inflamaba cada entrenamiento y cada partido durante más de 2 meses. Hasta que consigo que me hagan una RMG: ‘Desgarro del LCA’. Había estado entrenando y jugando más de dos meses con la rodilla rota.

En junio me dan fecha para operarme desde febrero que me lesioné en aquel entrenamiento. La temporada acaba y no recibo ni una llamada del club ni siquiera para preguntarme ¿qué tal?, ¿cómo ha ido la operación?. Nada.

Sólo. Abandonado. Tirado. Así me tuve que recuperar de una lesión tan grave. Yo había llegado a ese club completamente sano y me mandan para mi pueblo con el cruzado desgarrado.

Gracias a los fisioterapeutas amigos que me iban guiando. Gracias a una fisioterapeuta que me dio la vida, Tamara. Gracias a los doctores de la Selección que me hicieron llegar planes de recuperación y readaptación de LCA. Gracias a compañeros que me apoyaron siempre. Gracias a Juan Cabrejo, mi compañero en Cartagena que me escuchaba y me aconsejaba.

Nadie sabe lo complicado que es recuperarte por cuenta propia de una lesión así. Nadie que no lo haya pasado lo sabe.

Después de casi nueve meses volví a competir en 3ª División en el Manzanares C.F. Gracias a este club, pude volver al fútbol profesional un año después en el C.P. Cacereño. Volví a 2B y lo hice jugando más de 30 partidos casi todos ellos titular. Gracias al C.P. Cacereño. Me hicieron volver a sentirme futbolista importante. Me sentí querido.

¿Y ahora qué?

Ahora estoy jugando en el Manzanares C.F. cerca de casa porque estoy estudiando y formándome. No puedo volver a entrar a Fisioterapia porque tengo que volver a examinarme de selectividad. Ahora, con 33 años… Trataré de entrar con un Grado Superior cuando acabe mi nivel 3 de Técnico de Fútbol, que es el que me falta. Mientras tanto me estoy formando con cursos para cuando me dejen volver a entrar en la carrera todo me sea algo más llevadero.

Estoy también entrenando a un equipo de alevines en la escuela de Manzanares y trato de inculcarles a mis niños valores deportivos y personales que creo que desde pequeño han de ir de la mano en la formación de cualquier deportista.

Siempre he tenido en mi mente una frase ‘Algún día tendré mi carrera’. Ese día ya lo estoy viendo, de lejos, pero lo veo.

 

foto actual

 

Fdo: Elias Molina

@_eliasmolina

Compartir en redes sociales

Facebooktwitterby feather

One comment

[…] También podéis leer un poco más sobre Elias en una entrevista publicada en Challenge359. […]

Responder

Tu email no se publicaráCampo obligatorio

Puedes usar estos atributos y etiquetas HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calendario de Eventos

« junio 2017 » loading...
L M X J V S D
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2